fbpx

Festividad de fray Leopoldo de Alpandeire en Málaga: exposición pública de su reliquia el 9 de febrero

Durante el año se custodia junto a la Divina Pastora, en el camarín principal del antiguo convento capuchino malagueño

El 9 de febrero de 1956 fallece en Granada el conocido popularmente como Fray Leopoldo, todo un apóstol de la Divina Pastora, declarado beato por la Iglesia el 12 de septiembre de 2010. Este capuchino nació el 24 de junio de 1864 en la localidad malagueña de Alpandeire y la mayor parte de su vida fue fraile limosnero por las calles de la ciudad de la Alhambra, donde era conocido por su generosidad hacia los necesitados y su disposición a ofrecerles consejo y comprensión. Allí reposan sus restos, pero la devoción por su figura ha sobrepasado las fronteras andaluzas. La Congregación custodia una reliquia suya, que durante todo el año se guarda junto a la Divina Pastora, en el camarín principal del antiguo convento capuchino de Málaga. En la propia plaza de Capuchinos, se levanta una escultura, sufragada por suscripción popular, que nos recuerda en el día a día su memoria.

Dada la devoción que despierta fray Leopoldo de Alpandeire, a quién numerosos pastoreños piden su intercesión, la Congregación expondrá su reliquia en la misa parroquial de su festividad, este 9 de febrero. La eucaristía se celebrará a las 19.00 horas. Dadas las restricciones sanitarias por la pandemia del coronavirus, no se dará a besar, ni se podrá tocar. Del mismo modo, se recuerda a los asistentes la obligación del uso de mascarillas en el templo, que tiene reducido su aforo por las actuales restricciones.