fbpx

Los artistas del Taller Daroal explican su obra para el 250 aniversario de la Congregación (1771-2021)

Pasada la Cuaresma de 1771, el beato fray Diego José de Cádiz funda la Congregación de la Divina Pastora de Málaga. En este Tiempo de Pascua, 250 años después, se inician los actos conmemorativos del aniversario fundacional (1771-2021) con la presentación del cartel realizado por el Taller Daroal, con sede en Sevilla, que integran los artistas Francisco Rovira, nacido en la localidad murciana de Yecla, y el sevillano David Romero.

Este cartel no es sólo fruto del deseo de la Congregación de tener una obra de vanguardia, valiente, de altura; sino de la voluntad de los artistas de pintar para la Divina Pastora de Málaga. Tras conocer del interés de la Hermandad, vinieron a Málaga y visitaron a la Patrona de Capuchinos en su camarín. Fruto de aquel encuentro, esta obra de arte, realizada en óleo sobre tabla, en grandes dimensiones (146×76 cm), para anunciar una cita histórica:

Pincha sobre el cartel para conocer la obra del Taller Daroal, en detalle

David Romero y Francisco Rovira. Francisco Rovira y David Romero. Taller Daroal. Hablar de esta firma es hacerlo de un estilo reconocible, quizá lo más preciado a lo que pueda aspirar cualquier artista: imprimir un estilo propio en sus trabajos. Son licenciados en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona en la Especialidad de Imagen (Fotografía, Cine y Vídeo, 1992) y por la Universidad de Sevilla en la Especialidad de Conservación y Restauración de obras de Arte (1996). Desde ese año 1996 forman juntos en Sevilla el Taller Daroal, en el que trabajan distintas disciplinas artísticas como la fotografía, el dibujo, la pintura, escultura y restauración.

Pese a una trayectoria consolidada, la obra del 250 aniversario fundacional de la Congregación de la Divina Pastora de las Almas es su primer trabajo para el mundo cofrade malagueño. Si bien, en 2019 participaron en la exposición colectiva Gloria, de temática navideña, que acogió la Agrupación de Cofradías y en la que una veintena de artistas expusieron cada uno una obra. Ellos apostaron por un dibujo de la Divina Pastora para representar el rostro de la Natividad del Señor en Málaga

Su producción es multidisciplinar, pues no cultivan únicamente la pintura. Pero si nos ceñimos al plano de la cartelería, su última obra ha sido, presentada hace apenas unas semanas, el cartel oficial de la Semana Santa de Elche. Sólo en los dos últimos años ya hicieron los oficiales de la Semana Santa de Jerez de la Frontera y Casabermeja; así como el de las Glorias de Sevilla, además de trabajar para numerosas hermandades. Una producción prolífica que daría para largo desarrollarla entera.

Más allá de este amplio curriculum, la Congregación apuesta por la obra del Taller Daroal para anunciar su 250 aniversario fundacional. El resultado ya es público y sirve para ilustrar de forma hermosa una nueva página de la Historia pastoreña de Málaga. ¡Gracias!

Francisco Rovira, del Taller Daroal, detalla la simbología del cartel del 250 aniversario. (Francisco Hinojosa)

Así explican los artistas del Taller Daroal la obra realizada para la Divina Pastora de Málaga:

«El cartel lo preside el perfil rotundo de la bellísima imagen de la Divina Pastora de las Almas, figura que mira al puerto de Málaga evocando la constitución de su Congregación en 1771, aunque existen referencias documentales de su presencia en la ciudad, ya en el año 1741.

La composición se completa por el otro lado con el vuelo de un colibrí que se acerca a una flor, como símbolo del alma humana buscando alimento en las Virtudes de la Santísima Virgen.

El hecho de que aparezca coronado es un guiño que alude directamente a la próxima Coronación Canónica de la Divina Pastora, cuyo proceso inició el Obispo de Málaga el pasado año 2019.

Todo el conjunto queda envuelto por una amplia gama cromática de tonos azules, que representan la Humildad, la Obediencia, la Caridad, la Sabiduría, la Piedad, la Paciencia, la Pobreza, el Amor a Dios, la Modestia y la Pureza de la Virgen María.

Y como no, el azul singular del cielo de Málaga y del Mar Mediterráneo.

En la parte inferior se recorta a contraluz una interpretación de la silueta de la Alcazaba, mezclada con la fachada del antiguo Convento y actual parroquia de la Divina Pastora y Santa Teresa, levantado por los frailes capuchinos en 1632.»

Francisco Rovira y David Romero, junto al Hermano Mayor de la Congregación, José Manuel Cardano. (Francisco Hinojosa)

Actos conmemorativos del 250 aniversario de la Congregación